Uno de los materiales de ferretería más empleados en las industrias es el alambre. Existe una gran variedad de alambre que se clasifican de acuerdo a sus características físicas, conductivas, dúctiles y por supuesto, sus aplicaciones. Los alambres son en realidad hilos que se obtienen por el tratamiento y estiramiento de diferentes tipos de metales, de acuerdo a su maleabilidad y ductilidad.  

La fabricación de los alambres permite una gran gama de características físicas, y su diámetro puede ser muy variable. Por ejemplo, no hay un limite para nombrar un hilo como varilla o barra, en vez de alambre. Una de las principales características de los alambres es que pueden ser enrollados o embobinados en diferentes longitudes, lo cual permite su transporte y manipulación.

Los alambres de cobre son utilizados fundamentalmente para fabricar cables conductores de electricidad, y existen muchas aleaciones que determinan la calidad de estos. Los alambres más usados a nivel industrial son los de acero y acero inoxidable. A estos suelen dárseles tratamientos especiales de galvanizado, para protegerlos de la oxidación y de la corrosión. También existen alambres endurecidos con un proceso de templado.  

Los alambres más comunes son fabricados de:

  • Hierro
  • Cobre
  • Latón
  • Plata
  • Aluminio
  • Aleaciones